El tango

El tango nació en los barrios portuarios y marginales de Buenos Aires (Argentina) y Montevideo (Uruguay), a finales del siglo XIX, como una forma de baile en parejas. En sus orígenes, el tango era un producto mestizo, fruto de la fusión de varias tradiciones musicales europeas y africanas. El instrumento más característico del tango es el bandoneón, una mezcla de concertina y acordeón con un sonido muy particular.

El bandoneón es el instrumento más característico del tango.

Al principio, el tango era básicamente música y baile. Más tarde se le añadieron letras. Muchas letras de tangos están escritas en un dialecto llamado lunfardo, que es una mezcla de español, italiano, portugués, francés y lenguas amerindias. Algunos literatos argentinos como Jorge Luis Borges o Ernesto Sábato han escrito letras de tango.

El tango se baila en parejas, originariamente solo entre hombres. Hoy en día se baila normalmente entre un hombre y una mujer. Es una danza artística de pasos elegantes y complicados. Sobre la música, la danza y la letra, el tango no ha dejado de crecer hasta llegar a convertirse en una seña de identidad argentina y urugaya.

Uno de los compositores de tango más importantes fue Astor Piazzola. Aquí tenéis uno de sus tangos más famosos, Adiós Nonino.

El intérprete que dio a conocer el tango en todo el mundo fue Carlos Gardel. Aquí tenés su tema Mi Buenos Aires querido.

Mi Buenos Aires querido,
cuando yo te vuelva a ver,
no habrá más penas ni olvido.El farolito de la calle en que nací
fue el centinela de mis promesas de amor,
bajo su inquieta lucecita yo la vi,
a mi pebeta luminosa como un sol.

Hoy que la suerte quiere que te vuelva a ver,
ciudad porteña de mi único querer,
oigo la queja de un bandoneón,
dentro del pecho pide rienda el corazón.

Mi Buenos Aires, tierra florida
donde mi vida terminará.

Bajo tu amparo no hay desengaño
vuelan los años, se olvida el dolor.

En caravana los recuerdos pasan
como una estela dulce de emoción,
quiero que sepas que al evocarte
se van las penas del corazón.

Las ventanitas de mis calles de Arrabal,
donde sonríe una muchachita en flor;
quiero de nuevo yo volver a contemplar
aquellos ojos que acarician al mirar.

En la cortada más maleva una canción,
dice su ruego de coraje y de pasión;
una promesa y un suspirar
borré una lágrima de pena aquel cantar.

Mi Buenos Aires querido….
cuando yo te vuelva a ver…
no habrá más penas ni olvido…

My beloved Buenos Aires,when I see you again

there will be no more pain or oblivion.

The lamp from the street in which I was born

was the guard of my love promises,

under its restless little light I saw her,

my gal, luminous like a sun.

Today luck wants me to see you again,

city of Buenos Aires, my only love,

I hear the grieving of a bandoneon,

inside the chest my heart is crying for freedom.

My Buenos Aires, flowery land

where my life will come to an end.

Under your protection there is no disappointment,

years fly away, pain is forgotten.

Memories parade

like a sweet trail of emotion,

I want you to know that when I recall you

sorrow disappears from my heart.

The little windows from my slum streets,

where a blooming young girl is smiling,

I want to watch again

those eyes that caress when they look.

In the worst street one song

tells its prayer of courage and passion;

a promise and a sigh,

a tear of sadness erased that chant.

My beloved Buenos Aires,

when I see you again,

there will be no more pain or oblivion.

 Y otro de los grandes intérpretes de tango es el gran Roberto Goyeneche. Aquí tenéis su preciosa Balada para un loco:

Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese…qué sé yo… ¡viste!

Salís de tu casa por Arenales…

lo de siempre en la calle y en vos,

cuando, de repente, de atrás de un árbol  me aparezco yo:

mezcla rara de penúltimo linyera

y de primer polizonte en el viaje a Venus,

medio melón en la cabeza,

las rayas de la camisa pintadas en la piel,

dos medias suelas clavadas en los pies,

y una banderita de taxi libre levantada en cada mano,

¿te reís? ¡Pero solo vos me ves!

Porque los maniquíes me guiñan,

los semáforos me dan tres luces celestes,

y las naranjas del frutero de la esquina me tiran azahares.

¡Vení! Que así, medio volando y medio bailando,

me saco el melón para saludarte,

te regalo una banderita,

y te digo:

Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao,

no ves que va la luna rodando por Callao,

que en corsos de astronautas y niños con un vals

me baila alrededor, ¡bailá, vení, volá!

Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao,

yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión

y a vos te vi tan triste, ¡vení, volá sentí

el loco berretín que tengo para vos!

¡Loco, loco, loco!

Cuando anochezca en tu porteña soledad,

por la ribera de tu sábana vendré

con un poema y un trombón

a desvelarte el corazón.

¡Loco, loco, loco, loco!

Como un acróbata demente saltaré

sobre el abismo de tu escote hasta sentir

que enloquecí tu corazón de libertad,

ya vas a ver.

Salgamos a volar, querida mía,

subite a mi ilusión supersport,

y vamos a volar por las cornisas

con una golondrina en el motor,

de Vieytes nos aplauden:

¡vivan, vivan

los locos que inventaron el amor!

Y un soldado y un ángel y un niño

nos dan un valsecito bailado.

Nos sale a saludar la gente linda, y loco, pero…

pero tuyo, ¡qué sé yo!

Provoco campanarios con la risa,

y al fin y te canto a media voz:

Quereme así piantao, piantao, piantao,

trepate a esta ternura de locos que hay en mí,

ponete esta peluca de alondras y volá,

volá conmigo ya, ¡vení, volá, vení!

Quereme así piantao, piantao, piantao,

abrite los amores, que vamos a intentar

la mágica locura total de revivir, ¡vení, volá, vení!

Lará, lará, lará…

¡Viva, viva! ¡Locos, locos, todos locos! ¡Viva! ¡Locos!

¡Loca ella y loco yo!

Evenings in Buenos Aires have that…whatever… you see!

You get out of home down Arenales…

the same as always in the street and in you,

when, suddenly, from behind a tree, I appear:

weird mixture of the last beggar

and the first stowaway on the trip to Venus,

half a melon on the head,

the strips of the shirt painted on the skin,

two half shoe soles stuck onto my feet,

and a little ‘free taxi’ flag rising from each hand,

you’re laughing? But only you can see me!

Because the mannequins blink at me,

the traffic lights give me three blue lights,

and the oranges from the fruit seller on the corner throw me flowers.

Come! ‘Cause like this, half dancing and half flying,

I take off my melon in sign of greeting,

I give you one of my little flags,

and I tell you:

I know that I’m crazy, crazy, crazy,

can’t you see that the moon is rolling down Callao,

that in circles with astronauts and children in a waltz

it dances around me, dance, come, fly!

I know that I’m crazy, crazy, crazy,

I look upon Buenos Aires from a sparrow’s nest

and I saw you looking so sad, come, fly, feel

the crazy song that I have for you!

Mad, mad, mad!

When it’s evening in your solitude of Buenos Aires,

across the bank of your sheets I will come

with a poem and a trombone

to wake your heart up.

Mad, mad, mad!

Like an insane acrobat I will jump

over the abyss of your breast until I feel

I drove your heart crazy of freedom,

you will see.

Let’s get out to fly, my dear,

get on my supersport illusion,

and let’s fly over the cornices,

with a swallow in the motor,

from Vieytes they applaud us:

hooray, hooray

to the fools that invented love!

And a soldier and an angel and a child

give us a little waltz dance.

The cool people come out to greet us, and crazy, but…

but yours… whatever!

I provoke the bells with my laughter

and finally I sing this to you with a low voice:

Love me like this, crazy, crazy, crazy,

climb on to this crazy tenderness that is in me,

wear this lwig of larks and fly,

fly with me now, come, fly, come!

Love me like this, crazy, crazy, crazy,

open up your loves ‘cause we’re going to try

the total magical madness of living again, come, fly, come!

Lara, lara, lara…

Hooray, hooray! Crazy, crazy, everyone crazy! Hooray! Crazy!

She is crazy and so am I!

Los españoles también cantan en hindi

Aquí tenéis una canción en hindi cantada por españoles. La canción es Jai Ho, de la banda sonora de la película Slumdog Millionaire, que como sabéis puso a Mumbai y a Dharavi en el punto de mira de todo el mundo.

Los cantantes son participantes en un concurso de la televisión española, un reality show para encontrar a nuevos cantantes que se llama Operación Triunfo. Ha sido uno de los realities más famosos de la televisión de España. Esta actuación es del 2009. En la actualidad, el programa continúa y aunque no tiene el mismo éxito que al principio, sigue teniendo muchos seguidores.

→¿Qué os parece? ¿Qué tal cantan los españoles en hindi? ¿Alguien puede traducir la canción al español?

Gala flamenco y kalbeliya (NCPA, Mumbai)

Les Luthiers

Complemento a Aula Internacional 3, págs. 150-151.

El fantástico mundo de Les Luthiers

A comienzos de los años 60, se desarrollaba en la Argentina una intensa actividad coral universitaria. Todos los años se realizaban festivales corales nacionales, cuya sede iba rotando entre distintas ciudades. Duraban una semana y representaban un importante acontecimiento cultural.Por sugerencia de Maronna, los “disidentes” adoptaron el nombre de Les Luthiers, y volvieron al Di Tella en noviembre de ese año, con el show Les Luthiers cuentan la ópera.A fines de 1969 se sumó al grupo Carlos López Puccio. Les Luthiers adquirió así su conformación definitiva, que sólo se vería alterada por el paso de Ernesto Acher (quien se incorporó en 1971 y se retiró en 1986) y el fallecimiento de Masana, en noviembre de 1973 (con tan solo 36 años), producto de una enfermedad terminal.

En 1965, el joven arquitecto Gerardo Masana, quien cantaba en el coro de la facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires, compuso la Cantata Modatón, cuya letra estaba basada en el prospecto de un laxante.

La idea era estrenar esa obra en el encuentro que se realizaría ese año en la ciudad de Tucumán, como parte de las humoradas informales que solían hacer los estudiantes para amenizar el cierre de los festivales. Se trataba de divertir a la audiencia con la parodia de una cantata al estilo de Johann Sebastian Bach, interpretada por solistas, coro y una orquesta de exóticos instrumentos construidos por los mismos estudiantes.

La Cantata Modatón –que más adelante pasaría a llamarse Laxatón- reunió por primera vez en un escenario a cinco futuros integrantes de Les Luthiers: Marcos Mundstock, Daniel Rabinovich, Carlos Núñez Cortés, Jorge Maronna –de sólo 17 años- y Gerardo Masana, autor e impulsor del proyecto.

El éxito fue rotundo; nadie esperaba semejante despliegue de originalidad y talento en un festival amateur. La revista Confirmado publicó un artículo donde resaltó a la Cantata Laxatón como el hecho más destacado del festival.

Poco después, un periodista les ofreció contactarlos con el dueño de un teatro para realizar una serie de funciones. Pero para eso, necesitaban un nombre. Optaron por I Musicisti, parodiando al conjunto barroco italiano I Musici.

¿Música? Sí, claro, fue el título del primer espectáculo de I Musicisti, estrenado en 1966. El mismo fue decisivo para que, poco después, el grupo pudiera ser aceptado en la programación del célebre Instituto Di Tella, un centro cultural de vanguardia cuyas obras, llamadas a revolucionar las concepciones artísticas de la época, causaban una gran polémica.

El nuevo espectáculo se bautizó IMYLOH (I Musicisti y las óperas históricas). La repercusión fue notoria, tanto entre la crítica especializada como entre el público. Pero una serie de desacuerdos entre los integrantes del grupo, motivaron que en septiembre de 1967 Masana decidiera separarse, llevándose sus partituras y sus instrumentos. Inmediatamente se fueron con él Mundstock, Rabinovich y Maronna. Carlos Núñez Cortés se les sumaría un año y medio más tarde.

Su desaparición fue un duro golpe para los luthiers. Hasta el día de hoy, en todos los programas de mano de los espectáculos del conjunto se lee: “Fundado por Gerardo Masana en 1967”.

Los años 70 fueron sumamente prolíficos para el conjunto: lanzaron cinco discos, presentaron diez espectáculos, y realizaron giras internacionales que los llevaron a Uruguay, Venezuela, España, México, Chile y Brasil, país en que presentaron un show traducido al portugués.

Los logros continuaron durante los años 80. Les Luthiers siguió sumando países a sus giras, tales como Colombia, Paraguay, Perú, Cuba, Israel y Ecuador.

En esta década el conjunto realizó además tres funciones inolvidables. La primera (1980) tuvo lugar en el Lincoln Center de Nueva York, con un espectáculo traducido al inglés.

La segunda –tal vez la más memorable- fue el 11 de agosto de 1986, día en que se presentaron en el Teatro Colón de Buenos Aires, uno de los grandes templos de la lírica mundial, lo que significó un importante reconocimiento a la trayectoria del grupo. Y dos años más tarde, el 26 de diciembre de 1988, con motivo de la celebración de los cinco años de la recuperación de la democracia en la Argentina, realizaron una actuación sobre un enorme escenario montado en las avenidas 9 de Julio y Libertador, ante más de 50.000 personas.

En 1995 asumió la representación del conjunto Lino Patalano, un reconocido productor artístico, manager de destacadas figuras, como el bailarín Julio Bocca y la actriz Norma Aleandro. Patalano dio un renovado impulso a la proyección internacional de Les Luthiers. Como consecuencia, el grupo intensificó sus giras por España y las principales capitales latinoamericanas.

El 21 de agosto de 2000 Les Luthiers volvió al Teatro Colón, con una función a beneficio del Collegium Musicum de Buenos Aires, acompañado por la Camerata Bariloche, con la que posteriormente presentaron otro espectáculo, El grosso concerto.La abrumadora demanda de entradas de Les Luthiers en la Argentina hizo que en 2004, el conjunto buscara un lugar de mayores dimensiones para sus temporadas en Buenos Aires. Así, cambiaron al Teatro Coliseo, que fue su “sede” durante casi 30 años, por el Gran Rex, con capacidad para 3.300 espectadores (casi 1.500 más que el Coliseo). La reacción del público superó las expectativas: Ese año hicieron 43 funciones. En enero de 2005, el grupo se presentó en el 45° Festival Nacional de Folclore de Cosquín, en la provincia argentina de Córdoba. Allí, 11.000 espectadores celebraron y aplaudieron el repertorio folclórico que Les Luthiers preparó para esa ocasión; fue otra función inolvidable para todos sus integrantes.

Fuente: http://www.lesluthiers.com/frame_historiacorta.htm

1. Marcos Mundstock / 2. Daniel Rabinovich / 3. Carlos López Puccio / 4. Carlos Núñez Cortés / 5. Jorge Maronna

Preguntas sobre el texto:

 

Gom-horn da testa

 

Yerbomatófono d’amore

 

Latín o violín de lata

 

Guitarra dulce

 

Bass-pipe a bara

 

Dactilógrafo o

máquina de tocar

 

Nomeolbídet

 

Cellato